Autor Publicaciones

19 enero, 2015 a las 22:14

La tarde muerde el silbo del viento.

Fragmentos de duelo

gimen las esquinas.

El amor confinado

entierra su lira.

Llanto de arena los ojos del viento

llanto las puertas y los templos

llanto de arena dios y los restos

llanto las esquelas y los versos.

La noche resuena cánticos de ciervo.

Fragmentos

de cuna lloran los espejos

la niñez

recoge sus juguetes muertos.

 

Llanto de arena los ojos del tiempo.